11S, CR7.

El atentado contra las torres gemelas del 11 de septiembre de 2001, donde por causa de un fanatismo religioso inexplicable para muchos, 2 aviones se estrellan contra las 2 torres provocando 2.996 muertes y daños tanto materiales como psicológicos inconmensurables, una fecha que sin duda cambió el comportamiento mundial para siempre, simplemente se recuerda con el numerónimo 11S o 9/11.

CR7, en una conferencia de prensa, apartó las bebidas gaseosas azucaradas de la mesa porque esto atentaba contra su dieta de vida sana, lo cual significó miles de millones en pérdidas económicas para la multi nacional Coca-Cola, auspiciadora oficial. En mi ignorancia futbolística, después me enteré que CR7 es Cristiano Ronaldo, el famoso jugador de futbol portugués, actualmente delantero de la Juventus, un equipo italiano de la serie A.

Sin duda al abreviar palabras o conceptos, se ahorra ese tiempo que nos es tan escaso hoy en día. Decir CR7 son 3 caracteres, mientras que Cristiano Ronaldo, 16, y ni hablar de 11S versus 11 de septiembre del año 2001.

Pero ¿para qué queremos acelerar aún más el ritmo de nuestras vidas si, además, la expectativa de vida aumenta en 10 años por cada nueva generación?

¿Para qué estamos usando ese tiempo teóricamente ganado?

En breve, vamos a cumplir 110 años, con muchas horas libres para hacernos exámenes médicos, ir al doctor y comprar los medicamentos en la farmacia más cercana, todo indispensable para seguir viviendo ese tiempo durante tantos años ahorrado.

Vivimos tan apresurados enfocados en producir aquello que no necesitamos, pero que nos brinda una falsa sensación de bienestar, que dejamos de vivir el hoy con la esperanza de tener un mañana pleno, pero cuando ese mañana llega, nos vemos obligados a consumir medicamentos a granel y llevar una vida sana sin sal, sin azúcar, sin alcohol, sin cafeína, sin poder realmente disfrutar de aquellos afectos muy ocupados en asegurarse un futuro incierto porque ocupan todo su tiempo en ahorrar tiempo.

Una conversación sin pretensiones de trascender es inútil, mejor una video conferencia. Expresar un sentimiento mirándose a los ojos es anticuado, mejor un emoticón.

Lo he dicho en más de una ocasión; no me interesa ser el muerto más sano del cementerio y sin llegar a excesos, prefiero vivir el hoy en compañía de mis afectos.

Abreviar la vida nos obliga a resumir sentimientos que difícilmente cabrían en mil páginas escritas entre emociones contradictorias.

En base a los conocimientos objetivos con los que contamos hoy, la vida es una sola y finita, por lo que no debemos desperdiciarla empeñados en ahorrar un tiempo que en definitiva nunca usamos.

No se puede luchar contra la corriente, pero así como los salmones nadan rio arriba para desovar siempre en el mismo lugar, nosotros, los seres humanos, con una inteligencia teóricamente superior, si podemos marcar diferencias en esa corriente que nos arrastra.

Creo que mi mensaje es claro, pero lamentablemente tengo que terminar de escribir aquí porque tengo una VC del CPA de mis hijos.

Espero haber sido breve.

Nota: VC=video conferencia. CPA= Centro de Padres y Apoderados.